“Queremos acercar más a las empresas a los mercados de capitales” | Corresponsables.com Argentina
ISO 26000:
 Derechos Humanos
Grupos de interés:
 Grandes empresas
Sectores:
 Abogacía

“Queremos acercar más a las empresas a los mercados de capitales”

Entrevista a Luciana Denegri, responsable del Departamento de Mercado de Capitales y Finanzas Sustentables; María Fernanda Mierez, miembro del Comité de Trabajo Pro Bono y codirectora del Departamento de Derecho Societario; y Evangelina Petrizza, responsable de Sostenibilidad Corporativa del estudio jurídico Beccar Varela de Buenos Aires, Argentina, que acaba de cumplir 125 años.
 

08-08-2022
Luciana Denegri, María Fernanda Mierez y Evangelina Petrizza, representantes de Beccar Varela

Beccar Varela es un estudio jurídico integral, líder en Argentina, fundado en 1897, que asesora a empresas nacionales e internacionales de diversos sectores de la industria en todas las áreas del derecho corporativo. Están por sacar su segundo informe de sostenibilidad. Son el primer estudio jurídico de Argentina que se sumó al Pacto Mundial en 2016. La firma ha asesorado en la primera emisión de un bono sustentable con enfoque de género emitido por Sumatoria, una asociación civil sin fines de lucro que tiene como finalidad promover el financiamiento sostenible ampliando el acceso al crédito a emprendedores, proyectos, instituciones y empresas con impacto positivo. El equipo de trabajo correspondiente a la emisión del bono sustentable fue liderado por Luciana Denegri. Por su parte, tanto María Fernanda Miérez como Evangelina Petrizza, lideran el equipo de Sustentabilidad de la firma.

Cuéntenos acerca de la primera emisión del bono sustentable con enfoque de género ¿cómo es que lo han trabajado?

Luciana Denegri: Desde el área de Mercado de Capitales y Finanzas Sustentables, que es el área que dirijo, acompañamos a la asociación civil Sumatoria, en el proceso de captación de fondos a través del mercado de capitales. En definitiva, fue algo nuevo para una asociación civil, ya que hasta el año pasado, no había habido ningún caso en la historia del mercado de capitales argentino de una asociación civil que se financie a través de estos recursos; de hecho, fue un hito histórico. El año pasado, a través de una Resolución que emitió la Comisión Nacional de Valores de Argentina, se les permitió a todas las asociaciones civiles encuadrarse bajo un régimen especial de PyME, el cual les permite realizar un trámite simplificado, y de esta forma, cumpliendo con requisitos simples de información y contando con un aval de una entidad financiera pueden captar fondos del público en general. Este proceso es mucho más sencillo que un trámite normal, y dado que se cuenta con el aval de un tercero, resulta más atractivo para los inversores.  En cuanto al carácter de la emisión, a fines del año pasado Sumatoria había efectuado su primera incursión en el mercado de capitales a través de un bono social y recientemente emitió un bono sustentable con enfoque de género. El componente sustentable responde a que los proyectos que financia son tanto ambientales como sociales y el enfoque de género se da porque casi el 100% de los proyectos que se financiarán a través de le emisión del bono liderados por mujeres o tienen un impacto en generar puesto de trabajo a mujeres. Este enfoque que se le dio al bono, lo cual se logró a través de la selección de los proyectos que se iban a financiar con los fondos que ingresaran a la asociación, nos permitió darle este carácter innovador, dado no había aún un bono en el mercado de capitales de Argentina ni de Latinoamérica con estas características. Así es como con este bono se dio una conjunción de aspectos muy interesantes; es decir, por un lado, la característica de ser emitido por una asociación y, asimismo, por su doble carácter de sustentable y con enfoque de género resultó una emisión que marca un hito importante.

¿Cuánto tiempo duró el proceso?

Luciana Denegri: Duró tres meses, desde las primeras conversaciones, pasando por la revisión de documentos y la adhesión de las otras partes, tanto avalistas como  colocadores. Es destacable la alta demanda que tuvo el bono, dado que en la primera emisión se ofrecían 30 millones de pesos en el mercado y en la segunda edición se duplicó ese monto, contando en ambos casos con alta sobresuscripción, es decir, hubo casi un 140% adicional de inversores interesados en comprar el bono, sumando ambas emisiones, lo cual demuestra que existe un interés genuino por parte de los inversores en apoyar este tipo de inversiones sustentables.

¿Cuál es el impacto que tiene este bono para la comunidad en general?

Fernanda Mierez: El haber sido el primer bono sostenible con enfoque de género es ya un hito importante y lo más innovador es que haya sido de una asociación civil. Es justamente ahí donde nosotros, como abogados, aportamos cierto valor, porque conocemos la regulación y al mismo tiempo, por todo este camino recorrido que viene llevando el Estudio en materia de sostenibilidad, nos hace entender estas necesidades del mercado, y conocer el interés de los inversores, a muchos de ellos asesoramos y lo que estamos viendo es que hay una necesidad de empezar a invertir en este tipo de instrumentos que generan un impacto.

Ese es el valor que aportamos, esa mirada que tiene el abogado y el lugar de estructurador conociendo cada una de las partes; entonces, el impacto que se da es enorme porque se une lo público con lo privado y la sociedad civil. El  interés también lo vemos desde los reguladores como en este caso la Comisión Nacional de Valores y el Directorio está. Lo que nosotros queremos hacer es acercar al mercado de capitales a muchas empresas, sobre todo a las PyME para que tengan esta posibilidad de financiar proyectos que generen un impacto social ambiental.

Mencionó algo importante sobre el trabajo que vienen haciendo como estudio jurídico en su estrategia de sostenibilidad
¿podrían darnos detalles de cuáles son esas iniciativas que vienen implementando en Beccar y Varela?

Evangelina Petrizza: Durante todo este tiempo hemos estado evolucionando, nuestra estrategia que no es estática, es dinámica y se va acomodando al contexto y a las recomendaciones de nuestros stakeholders. Tenemos un vínculo muy fuerte con la sociedad civil que se desarrolla, a través de nuestra práctica Pro Bono y las organizaciones sin fines de lucro de Argentina saben que siempre cuentan con un aliado en nuestro estudio que no solo les acompañamos en sus desafíos, sino que tenemos una mirada sistémica que hace que estemos más de veinte años de la mano de grupos organizados, pidiendo reformas al marco legal y fiscal a favor de estas organizaciones y esto es parte de nuestra estrategia.

Por otro lado, nos permite ser un puente en lo que buscan hacer por su comunidad con lo que sabemos que pueden generar si se crean alianzas con otros actores, esto también es otra iniciativa nuestra y venimos trabajando.

Fernanda Mierez: Como estudio, empezamos a darnos cuenta que nuestros clientes tradicionales -y nuevos- estaban empezando a mirar desde el core business de sus negocios el querer generar un impacto positivo tanto a la comunidad externa como al interno de su propia compañía, y nosotros como abogados somos aliados de nuestros clientes para acompañarlos en el desarrollo pleno de sus negocios y nos hizo muy fácil entender ese cambio de mindset e integrar estos dos mundos, esta mirada corporativa, legal de negocio con la mirada de impacto social y ambiental.  Nuestro primer approach fue empezar a conocer de manera natural el mundo de las empresas B o las empresas de triple impacto, ya que nosotros como Estudio fuimos pioneros en empezar a apoyarlas. De hecho, soy parte desde sus inicios de Sistema B Argentina e incidimos desde muchos ángulos presentando el Proyecto de Ley que está en el Congreso y que lamentablemente por distintas situaciones políticas no pudo ser aprobado, pero fue el primer proyecto en toda Latinoamérica que sirvió de inspiración a otros países para que se reconociera este modelo híbrido de hacer negocios reconociendo a  las empresas de triple impacto, que buscan poner al mismo nivel el lucro y el impacto social y ambiental.

En la parte corporativa estructuramos los documentos legales necesarios para lograr el primer bono de impacto social en la Argentina, bono -no entendido como un título que cotiza en la Bolsa-, sino entendido como vínculo (del inglés “bond”) de impacto social donde justamente pudimos integrar a inversores, Gobierno y sociedad civil para generar un proyecto de impacto. En  este caso estaba dirigido a la población que aquí se les llaman los “nini”, que son los que no trabajan ni estudian, jóvenes entre 18 y 24 años y que había una preocupación del Gobierno de generarles puestos de trabajo y al mismo tiempo formación y, logramos esto que fue muy innovador porque fue la primera vez que el Gobierno no financió a las ONG, sino que buscó inversores que lo hicieran, y una vez que se alcanzaban ciertas métricas fijadas por las partes y se iban sumando los objetivos que el Gobierno se había propuesto, el Gobierno hacía un repago a los inversores con una prima.

Evangelina Petrizza: Somos el primer estudio jurídico de Argentina que se sumó al Pacto Mundial en 2016 y eso nos hace tener una posición de liderazgo y al estar comprometidos desde nuestra estrategia de sostenibilidad hacia el interior de nuestra firma, poder comprender mejor y acompañar a nuestros clientes en el estudio y que también forman parte de este tipo de iniciativas. Nosotros formamos parte de la iniciativa, por lo tanto podemos acompañar mejor a nuestros clientes que también quieren cumplir con nosotros con una sociedad más justa, más accesible y más sustentable.

Finalmente ¿cuáles son los próximos retos y desafíos que ustedes tienen en sostenibilidad y cómo lo llevarán a cabo?

Fernanda Mierez: Estamos por sacar nuestro segundo reporte de sostenibilidad y es un compromiso que tenemos asumido hace un tiempo. Este año, con métricas y cada vez con mayores desafíos. Lo que también mostramos es que no pretendemos ser los únicos en este tema, sino que queremos compartir este know how, para que se sumen a esta mirada y generemos todos un impacto y, como desafío en el ámbito legal, queremos acercar más a las empresas al mercado de capitales. De hecho en la actualidad, estamos traccionando a muchas empresas de triple impacto y armarles  los instrumentos  que mejor se adapten a sus necesidades, una especie de Taylor Made (desarrollo hecho a la medida) con cada uno de ellos más allá de lo que viene atravesando la Argentina con su crisis económica. En conclusión, como estudio jurídico, hay mucho compromiso de nuestra parte en estos temas y queremos seguir innovando.

Luciana Denegri: Como decía Fernanda, estamos aunando esfuerzos entre todas las áreas del estudio, reconociendo que es necesario trabajar de manera conjunta y continuar sumando a otras áreas que también están involucradas en estos temas y de esa forma podemos impactar con nuestro trabajo en distintos clientes.

Lo que nos dimos cuenta también, por la presencia del estudio, a través de Fernanda en el grupo de empresas B y en el consejo empresarial, es que había un buen número de estas empresas que, talvez necesitaban financiamiento y que tenían frente a sus ojos la posibilidad de financiarse a través del mercado de capitales, entonces, de a poco estamos generando esa conciencia de que existen otras herramienta que están disponible y dado que hay un interés por parte de los inversores en estos productos, comenzamos un trabajo de concientización y de difusión del mercado de capitales que es muy importante. Así estamos trabajando con distintas empresas B y otras PyME que sin ser empresas B de todos modos pueden encuadrar dentro de los lineamientos de bonos verdes, sociales y sustentables, y por otro lado, estamos trabajando en un proyecto de viviendas sustentables, es un proyecto bastante ambicioso porque se trata de viviendas con un fin social y que cumplen con parámetros de sustentabilidad. Nuevamente en este tema, se genera un doble efecto positivo, ya que la idea es que las viviendas se puedan financiar a través del mercado de capitales, y por otro lado, tienen un fin social y ambiental, lo cual convierte al proyecto en sustentable. Por último, destaco que también estamos trabajando junto a la Comisión Nacional de Valores y el PNUD a fin de generar un modelo a seguir y que pueda ser replicable en otras jurisdicciones.

Fernanda Mierez: Una acción que está alineada con esta estrategia, es que este año incorporamos a un socio especialista en derecho ambiental y cambio climático como es Manuel Frávega, que viene desde hace muchos años vinculado con la temática medio ambiental, pero lo innovador de esta mirada  es acerca del cambio climático y sus efectos en la manera de hacer negocios. De esta manera potenciamos teste aspecto que es importante al momento de hacer frente a un asesoramiento integral para nuestros clientes 

Escucha la entrevista completa aquí: