PNUD empodera a mujeres sordas e hipoacúsicas | Corresponsables.com Argentina
ISO 26000:
 Prácticas Justas de Operación
Grupos de interés:
 Medios de Comunicación
Sectores:
 Entidades No Lucrativas

PNUD empodera a mujeres sordas e hipoacúsicas

05-12-2017
Escucha esta página utilizando ReadSpeaker

" Removiendo obstáculos para el acceso a justicia de las mujeres Sordas e hipoacúsicas"  es un taller como una iniciativa del Grupo Inter-agencial de Género y Derechos Humanos, a fin de fortalecer capacidades del personal de Naciones Unidas y crear un espacio de reflexión sobre la cooperación del SNU en Argentina, teniendo en cuenta el plan de trabajo del Grupo para el periodo 2017/2018, la Agenda 2030 y el MECNUD.

Este tiene como objetivo 

  • Fortalecer el conocimiento del personal de las Naciones Unidas en Argentina sobre la normativa y estándares internacionales sobre personas con discapacidad.
  • Sensibilizar sobre los obstáculos y las múltiples discriminaciones que sufren las personas con discapacidad, en especial las mujeres y niñas con discapacidad.
  • Reflexionar sobre el aporte y apoyo que puede brindar el Sistema de Naciones Unidas en la realización de los derechos de las personas con discapacidad, en especial mujeres y niñas víctimas de violencia.

Fomentar la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer es esencial para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Las mujeres y las niñas con discapacidad experimentan una discriminación por partida doble, lo que hace que estén más expuestas a la violencia por motivos de género, los abusos sexuales, el abandono, los malos tratos y la explotación. La tasa mundial de alfabetización de este grupo es de tan solo el 1%.

Mediante el establecimiento de normas internacionales, la comunidad global reconoce que la perspectiva de género y el empoderamiento de la mujer con discapacidad son condiciones necesarias para lograr la igualdad en el goce de todos los derechos humanos y el desarrollo de todas/os.

En este contexto, el Comité sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad dio a conocer un conjunto de orientaciones, destinadas a los 166 Estados que han ratificado la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, entre ellos la Argentina, sobre cómo promover el empoderamiento de las mujeres con discapacidad a fin de permitirles la  participación plena y efectiva en todas las esferas de la vida, en igualdad de condiciones con los demás, tal como se estipula en la Convención, expresamente en el Artículo 6. Las orientaciones, recogidas en una Observación General, hacen hincapié en que no basta con abstenerse de ejercer acciones discriminatorias.

Los Estados tienen que empoderar a las mujeres mediante “la potenciación de la confianza en sí mismas, garantizando su participación y aumentando sus facultades y autoridad para adoptar decisiones en todos los ámbitos que afecten a sus vidas”.

En las orientaciones se señala que hay tres ámbitos de preocupación en lo referente a las mujeres y niñas con discapacidad:

  • La violencia física, sexual y psicológica, que puede ser institucional o interpersonal;
  • La limitación de los derechos sexuales y reproductivos, comprendidos el derecho a acceder a la información y la comunicación, el derecho a la maternidad y las responsabilidades relativas al cuidado de los niños;
  • La discriminación múltiple. Algunos individuos o grupos sufren discriminación por más de uno de los motivos prohibidos, por ejemplo mujeres discapacitadas pertenecientes a una minoría étnica o religiosa.  Esa discriminación acumulativa afecta a las personas de forma especial y concreta y merece particular consideración y medidas específicas para combatirla.

En la Observación General N° 3 de Comité sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad se detallan las medidas que los Estados Partes deberían adoptar en diversas esferas, entre otras la salud, la educación, el acceso a la justicia y la igualdad ante la ley, el transporte y el empleo, a fin de empoderar a las mujeres y las muchachas con discapacidad para que puedan ejercer plenamente sus derechos humanos.

En la Plataforma de Acción de Beijing, aprobada en la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer: Acción para la Igualdad, el Desarrollo y la Paz (Beijing) el 15 de septiembre de 1995, se reconoce que las mujeres con discapacidad hacen frente a barreras adicionales que dificultan el logro de la igualdad de género, y se hace un llamamiento a la acción en todos los niveles a fin de abordar y tomar en consideración sus preocupaciones. Además, se reconoce que la discriminación contra las mujeres con discapacidad constituye un obstáculo para el pleno disfrute de sus derechos humanos y una dificultad para la aplicación de la Declaración y Plataforma de Acción de Beijing.

En el Marco de Cooperación Estratégica de Naciones Unidas para el Desarrollo (MECNUD) para el período 2016-2020 se ha establecido como una de las prioridades la implementación de políticas públicas para prevenir, abordar y reducir las desigualdades, así como todo tipo de discriminación y/o violencia por razones de género, edad, orientación sexual, etnia, nacionalidad y discapacidad.