ODS7. Coca-Cola y Fundación Vida Silvestre Argentina presentan a los ganadores de la 14º edición del Concurso de Agua | Corresponsables.com Argentina
ISO 26000:
 Participación Activa y Desarrollo de la Comunidad
Grupos de interés:
 Grandes empresas,  Tercer sector
Sectores:
 Alimentación y Bebidas,  Servicios Ciudadanos

ODS7. Coca-Cola y Fundación Vida Silvestre Argentina presentan a los ganadores de la 14º edición del Concurso de Agua

El certamen, que cuenta con el apoyo de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, promueve proyectos para acceso y conservación del agua en todo el país. Este año fueron premiadas 2 organizaciones que contarán con $800.000 cada uno para financiar sus iniciativas.

21-12-2020

Fundación Vida Silvestre Argentina y Coca-Cola Argentina revelaron cuáles son las ONGs ganadoras de la 14° edición del Concurso de Agua, el certamen que llevan adelante con el apoyo de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación y  el Centro de Innovación Social de la Universidad de San Andrés (UdeSA) como socio académico.

"Luego de haber destinado parte de los recursos de la 14° convocatoria del Concurso de Agua para apoyar las acciones de urgencia vinculadas a atender las necesidades de la pandemia en diferentes zonas del país, tenemos el honor una vez más de anunciar los ganadores de la nueva edición del Concurso de Agua. Es sin duda un placer y un orgullo tener esta continuidad, trabajando en conjunto con múltiples organizaciones para poder llevar soluciones que beneficien tanto a las personas como al medio ambiente", aseguró Manuel Jaramillo,  Director General de Fundación Vida Silvestre.

Este año se recibieron 43 proyectos, de los cuales 6 fueron finalistas, resultando dos ganadores que recibirán un total de AR$ 800.000 cada una para llevar adelante proyectos vinculados al manejo, conservación y restauración de humedales naturales, uso sustentable y acceso al agua.

Los ganadores 

  • Ingeniería sin fronteras – Proyecto:Provisión de Agua Segura en Comunidades Rurales Aisladas –  San Antonio de Copo” (Prov. De Santiago del Estero)

La Escuela de la Familia Agrícola (EFA), fruto de una alianza sostenida en el tiempo, convoca a Ingeniería Sin Fronteras Argentina (ISF-Ar) para trabajar en forma integral en la problemática de acceso al agua. En conjunto se decidió comenzar por una de las comunidades más vulneradas: San Antonio de Copo (COPO). COPO es un paraje rural aislado que se encuentra a 40km de la EFA, habitado por más de 300 personas, distribuidas en forma dispersa en el monte santiagueño.

Los habitantes no cuentan con caminos accesibles, viviendas adecuadas, ni acceso a servicios básicos como agua potable, saneamiento, energía o transporte. La propuesta consiste en consolidar a la EFA como un actor local clave en la ejecución de proyectos de agua en comunidades rurales. Esto se realizará a través del asesoramiento a la EFA durante la gestión conjunta de una primera intervención en la que se construirán sistemas de captación y almacenamiento de agua de lluvia para regularizar la situación de 10 familias de COPO. A lo largo del proyecto se aplicarán metodologías participativas para impulsar el involucramiento de la comunidad y de los distintos actores. Finalmente, en el contexto del proyecto se realizará un rediseño de los techos de cosecha de agua que ofrezca versatilidad para que las familias puedan mejorar las condiciones de sus viviendas a futuro.
 

  • Fundación Humedales – Proyecto: “Mejora del acceso al agua para recuperar servicios ecosistémicos en una cuenca cerrada afluente a la Laguna Llancanelo”. (Prov. de Mendoza)

Se trabajará en Laguna Llancanelo con una comunidad local del sector denominado “Pozos de Carapacho”, cuya producción ganadera depende exclusivamente de los servicios que presta el humedal (bañado de agua dulce que nace y muere en el sitio). Problemas de sequias prolongadas, incendios en sectores palustres, impacto por jabalíes sobre comunidades rizomatosas (totorales y juncales) e invasión de tamarindos, sumado al sobrepastoreo en algunos sectores, han producido la degradación del bañado cambiando paulatinamente su característica léntica por lótica (bañado que se transforma en arroyo) esto hace que el agua dulce permanezca menos tiempo en el sistema afectando el desarrollo de la biodiversidad y la producción primaria (pastoreo). Con acciones de restauración ecológica (obras para el manejo de caudales, retención de sedimentos, recuperación de niveles de base de cursos de agua y revegetación de trincheras palustres) se pretende recuperar al menos unas 100 hectáreas de pastizales de bañado tipo mallinales (comunidad de Juncus spp. y Distichlis spp) cuya función ecológica fundamental es el mantenimiento de agua dulce en el entorno de un salar (laguna).

De esta manera, el jurado, integrado por un equipo de Vida Silvestre, la Universidad de San Andrés y el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación, dio prioridad a aquellos proyectos que demostraron suficiente capacidad institucional, y cuyo plan de actividades hace un uso eficiente de los recursos y las alianzas.

El Concurso

Desde su primera edición, en 2006, el Concurso de Agua ha contribuido para el financiamiento de 35 proyectos, que han beneficiado de manera directa a más de 122.000 personas, y a más de 519.000 personas de manera indirecta, en localidades de 14 provincias de la Argentina.

“Para la Compañía es un verdadero motivo de orgullo la permanencia en el tiempo del Concurso de Agua que hoy, en este contexto de pandemia que estamos viviendo, cobra otra dimensión al permitirnos colaborar con comunidades vulnerables de nuestro país, como las familias wichis del norte argentino, en algo tan básico como la posibilidad de acceder a agua de calidad”, remarcó Mariale Álvarez, Directora de Asuntos Públicos, Comunicación y Sustentabilidad de Coca-Cola Argentina.

Durante la pandemia, y días después de dar a conocer a los ganadores de la 13° edición del Concurso de Agua, se seleccionaron a otras cinco iniciativas dedicadas a mitigar, específicamente, el impacto del Covid-19 en los sectores  de nuestro país más expuestos a las consecuencias del virus.

Esta nueva iniciativa en común puso a disposición un total de $6.750.000 aportados por la Fundación Coca-Cola, para financiar los proyectos que ya comenzaron a tomar forma en ciudades y pequeñas comunidades de ocho provincias argentinas. Uno de los criterios de la convocatoria fue apoyar iniciativas de organizaciones que trabajen sobre aspectos sanitarios y que ya hubieran ganado alguna vez el Concurso de Agua.