ODS 8: "Lo importante que es cuidarnos y poner en el centro de nuestras decisiones a la persona y con ella a su familia". | Corresponsables.com Argentina
ISO 26000:
 Participación Activa y Desarrollo de la Comunidad,  Prácticas Laborales
Grupos de interés:
 Grandes empresas,  Proveedores y Consultores
Sectores:
 Entidades No Lucrativas,  Recursos Humanos

ODS 8: "Lo importante que es cuidarnos y poner en el centro de nuestras decisiones a la persona y con ella a su familia".

Entrevista a Patricia Debeljuh, directora del Centro Conciliación Familia y Empresa en Argentina. 

27-10-2020
Fotografía de Patricia Debeljuh



Para iniciar, me gustaría que nos puedas comentar sobre tu organización y cómo han ido trabajando el tema de Responsabilidad Social en su organización

CONFyE: Somos un centro de investigación que desde el año 2009 impulsamos en y desde Argentina el compromiso por la Responsabilidad Familiar Corporativa, esto es, el tomar a las familias de los colaboradores como un nuevo stakeholder. El trabajo realizado con empresas argentinas y con entidades del ámbito público y organizaciones de la sociedad civil es referente en otros países de la región. Las organizaciones cada vez son más conscientes de ese ámbito de responsabilidad que han de asumir de cara a cuidar la ecología humana, acompañando las demandas familiares de sus empleados para que alcancen una vida armónica. Desde CONFyE venimos impulsando esta temática para generar un cambio cultural en las organizaciones. El objetivo es que las empresas asuman la parte de responsabilidad social que tienen a la hora de proteger y apoyar a la familia como elemento clave para el desarrollo y el bienestar económico y social, y que favorezcan una efectiva conciliación de la vida laboral y familiar de sus colaboradores.

Se viene a trabajar mucho el tema familiar, incluyendo a la familia como nuevo Stakeholder...

Esto es así porque la primera motivación que tienen las personas para trabajar es precisamente el bienestar propio y el de sus seres queridos, esto lo tenemos medido en todas las clases sociales. Y forma parte de la responsabilidad social de las empresas preguntarse al final del día cómo vuelven a casa esos empleados. Es evidente que si hemos trabajado volveremos a casa cansados, pero es distinto que volver enojados, preocupados, desmotivados… porque al final del día nos esperan nuestros seres queridos (aquellos por quienes también salimos a trabajar) y sin querer pueden recibir lo peor de nosotros. Y tenemos que llegar a casa con energías y ánimo suficientes para seguir trabajando en algo que es muy importante sobre todo para aquellos que tienen hijos, que es la construcción del capital social de un país, que es la educación en valores de las personas que más queremos. Por eso la responsabilidad familiar corporativa lleva a preguntarse: ¿Cómo le devolvemos a ese empleado luego de que la familia nos lo ha prestado por 8-9 horas? La empresa debe procurar el desarrollo integral de todas las personas que se vinculan con ella, porque es importante tanto para la empresa como para la familia.

¿Cuando inicia este trabajo y con cuantas empresas? 

Nuestro trabajo se inició en el 2009 con una red de 18 empresas y a la fecha han pasado casi un centenar y son miles las que han participado en nuestras investigaciones. A su vez, hemos llegado estos temas a la agenda de las asociaciones civiles, las entidades públicas y los sindicatos.

¿Nos podría detallar alguna buena práctica en concreto de la organización tomando en cuenta lo comentado antes? 

Un ejemplo de cómo se ha ido consolidando nuestro trabajo es la licencia por paternidad. Cuando iniciamos este camino en Argentina, las empresas solo daban los 2 días que exige la legislación a los varones por nacimiento de un hijo. Poco a poco, las empresas voluntariamente empezaron a extender esta licencia de 5 a 10 días; es decir, más allá del mínimo legal. Con el transcurso de los años se han ido aumentando más días (de 15 a 30 días o incluso hasta 6 meses) Además, algunas están ofreciendo una vez cumplida esa licencia, tener la posibilidad de trabajar media jornada sin reducción salarial por un mes adicional para que los papás puedan tener más tiempo en casa. Esto les facilita asumir sus responsabilidades en casa sin necesidad de partirse en dos, ayudándolos tanto con su salud mental como física. La experiencia de estas empresas fue un muy buen antecedente para presentar a legisladores y propiciar un cambio en la legislación. Para acompañarnos en este tiempo tan importante para ellos, lanzamos una app gratuita llamada Papapp, disponible en iOS y Android, diseñada especialmente para ser una guía que ofrezca orientación para fortalecer el vínculo del padre con el bebe, su pareja, los abuelos y los demás hijos. 

¿Cómo ha influenciado la pandemia del Covid-19 a las acciones realizadas por el CONFyE en el campo laboral?
Todas las empresas que han venido trabajando estas políticas de flexibilidad y de apoyo a las familias han podido adaptarse a las nuevas modalidades laborales que trajo consigo la pandemia y les ha permitido responder de manera rápida y efectiva a esta nueva realidad. Un ejemplo sencillo de cero costo y alto impacto es el no establecer reuniones entre las 12 y 2 de la tarde para respetar el horario de almuerzo y facilitar este tiempo con la familia. 

Finalmente, ¿cual es el próximo reto para CONFyE luego de que pase la pandemia?

El COVID-19 pasará en un tiempo y ojalá nos deje muchas lecciones y aprendizajes. Antes trabajábamos con una fuerte cultura anclada en la presencia física, ahora estamos siendo protagonistas de una nueva modalidad de trabajo que nos llevará a entornos laborales más flexibles y conciliadores, más sensibilizados con la realidad familiar de las personas. Ojalá que no nos olvidemos de lo que hemos experimentado este tiempo: lo importante que es cuidarnos y poner en el centro de nuestras decisiones a la persona y con ella a su familia. Ojalá que la experiencia de estas semanas teletrabajando y conciliando a la vez marquen una nueva era en las relaciones laborales. Solo así esta oportunidad de oro no se habrá perdido.