Greenpeace condena la retirada “furtiva” del Gobierno de Japón de la Comisión Ballenera Internacional | Corresponsables.com Argentina
ISO 26000:
 Medio Ambiente
Grupos de interés:
 Grandes empresas,  Tercer sector,  Mundo Académico,  Medios de Comunicación

Greenpeace condena la retirada “furtiva” del Gobierno de Japón de la Comisión Ballenera Internacional

La organización ecologista considera que el Ejecutivo nipón está tratando de que su anuncio pase desapercibido al producirse al final de año.

26-12-2018
Escucha esta página utilizando ReadSpeaker



Greenpeace condena el anuncio del Gobierno japonés de retirarse oficialmente de la Comisión Ballenera Internacional (CBI), con la intención de reanudar la caza comercial de ballenas en sus aguas territoriales y zona económica exclusiva (ZEE).

Informes anteriores en los medios de comunicación indicaron que el Ejecutivo nipón estaba considerando retirarse de la CBI, pero el anuncio de hoy formaliza las intenciones del país de abandonar la organización.

“Está muy claro que el Gobierno japonés está tratando de colar en este anuncio a finales de año escondiéndose de los medios de comunicación internacionales. La declaración de hoy está fuera de sintonía con la comunidad internacional, y mucho menos con la protección necesaria para salvaguardar el futuro de nuestros océanos y estas majestuosas criaturas. Japón debe actuar urgentemente para conservar los ecosistemas marinos, en lugar de reanudar la caza comercial de ballenas”, ha declarado Pilar Marcos, portavoz de Greenpeace.

Como resultado de la moderna tecnología de la flota, la pesca excesiva (tanto en las aguas costeras japonesas como en las zonas de alta mar) ha llevado al agotamiento de muchas especies de ballenas. La mayoría de las poblaciones aún no se han recuperado, incluidas las más grandes como las ballenas azules, los rorcuales común y boreal.

“Los océanos del mundo se enfrentan a múltiples amenazas, como el cambio climático y la contaminación plástica, además de la sobrepesca. Como país rodeado de océanos, donde las vidas de las personas dependen en gran medida de los recursos marinos, es esencial que Japón conserve sus océanos. El Gobierno de Japón hasta ahora no ha resuelto estos problemas”, añade Marcos. “Como presidente del G20 en 2019, el Gobierno japonés debe volver a comprometerse con la CBI y priorizar nuevas medidas para la conservación marina”, concluye.