Volvo Argentina y Fundación Pescar apuestan por la inserción laboral de los jóvenes | Corresponsables.com Argentina
ISO 26000:
 Participación Activa y Desarrollo de la Comunidad
Grupos de interés:
 Mundo Académico
Sectores:
 Mundo académico

Volvo Argentina y Fundación Pescar apuestan por la inserción laboral de los jóvenes

08-01-2018

Desde hace dos años Volvo Argentina trabaja junto a la Fundación Pescar brindando formación personal y profesional a jóvenes de escasos recursos y oportunidades. La camada de 15 jóvenes que egresó durante diciembre es la segunda desde que se inició el programa.

Los chicos se gradúan con un título certificado por la Universidad del Salvador, entidad que respalda este proyecto.

Desde hace dos años, dentro de las instalaciones de Volvo en Grand Bourg, Provincia de Buenos Aires, funciona el Centro Pescar-Volvo en el que se capacitan alumnos y alumnas del último año de secundario de escuelas públicas de la zona con el objetivo de prepararse para un mejor desempeño en el ámbito laboral.

Silvia Uranga, directora de la fundación Pescar explicó: “con este programa queremos ayudar a los jóvenes a construir un proyecto de vida que incluya un desarrollo profesional, pero también personal. Estos estudiantes salen no sólo mejor capacitados para ingresar al mercado laboral, sino también mejores ciudadanos, más comprometidos con la comunidad que integran”

Valère Lourme, responsable del programa en Volvo, destacó: “Para Volvo las actividades relacionadas con la Responsabilidad Social Empresaria están claramente integradas en la razón de ser de la empresa y uno de los fundamentos es hacer progresar a nuestro entorno creando valor compartido, no solamente para nuestro negocio sino también para la sociedad. Buscamos ser un agente de cambio compartiendo nuestros conocimientos, con foco particular en Seguridad Vial y Capacitación Técnica.”

El programa tiene una duración de 8 meses equivalentes a 540 horas. Los jóvenes concurren a Volvo de lunes a viernes a contra turno de la escuela. Allí empiezan las jornadas con un almuerzo, reciben a principio de año la indumentaria necesaria y cada uno cuenta con una laptop a su disposición.

Dos veces por semana reciben capacitación teórica y práctica en mecánica y electrónica, dictada por los mismos instructores que forman a los técnicos que se desempeñan en la red de concesionarios de Volvo. Los otros tres días se capacitan en gestión personal y realidad laboral, proyecto de vida, comunicación, responsabilidad, integración, conciencia ciudadana además de una formación básica en informática aplicada.

Los últimos 3 meses del programa, realizan pasantías en el sector de posventa del concesionario que alberga la terminal, rotando por distintas áreas como repuestos, administración de taller, diagnóstico, mecánica pesada y servicio, entrando en contacto con la realidad corporativa.

Una vez finalizado el programa, Pescar realiza un seguimiento individual durante 2 años. Los resultados son evidentes. María José Cesti, coordinadora del programa por la Fundación Pescar comentó: “nosotros fomentamos la terminabilidad educativa, el 100% de los chicos del año pasado terminaron el colegio, el 75% ya tiene empleo formal y el 60% sigue estudios superiores. Además de la capacitación teórica y práctica, los chicos incorporan el sentido de compromiso y responsabilidad asociados al cumplimiento del programa”.

Valère concluyó: “El potencial que hay en estos chicos es tremendo y ayudarlos a desarrollarlo es responsabilidad de la comunidad”.

 

Comentarios