Vida Silvestre Argentina con WWF Brasil y Paraguay reunidos por Bosque Atlántico | Corresponsables.com Argentina
ISO 26000:
 Medio Ambiente,  Prácticas Justas de Operación
Sectores:
 Servicios Ciudadanos

Vida Silvestre Argentina con WWF Brasil y Paraguay reunidos por Bosque Atlántico

19-04-2018
Fuente: WWF
Escucha esta página utilizando ReadSpeaker

Miembros de las oficinas de la Organización Mundial de Conservación (WWF) de Brasil y Paraguay, en conjunto con la Fundación Vida Silvestre Argentina, se reunieron en Puerto Iguazú para trabajar en la actualización del Plan de Acción Ecorregional del Bosque Atlántico.

Este plan es una estrategia que define metas específicas para la conservación de la biodiversidad en los tres países. Luego de una evaluación de los resultados del plan implementado de 2014 a 2018, los equipos trabajan en la planificación del período 2019-2023.

El Programa Trinacional del Bosque Atlántico fue creado en el 2000, en el marco de la Iniciativa de Conservación Basada en Ecorregiones de WWF. Esta iniciativa contempló la identificación, por parte de científicos de la Organización Mundial de Conservación de ecorregiones de alto valor para la biodiversidad en todo el mundo, que se encontraban en peligro debido a la alarmante transformación de hábitats naturales.

El Bosque Atlántico es un complejo ecorregional compartido por Brasil, Paraguay y Argentina, y fue identificado como una de esas ecorregiones en donde WWF enfocaría sus esfuerzos de conservación para la implementación de estrategias de conservación, creando alianzas con el sector público, privado, la academia y la sociedad civil.

El Plan de Acción Ecorregional del Bosque Atlántico define objetivos de conservación a mediano plazo e identifica estrategias prioritarias, como la gestión efectiva de áreas protegidas, la conservación de especies paraguas -como el yaguareté-, la planificación territorial con enfoque de conservación y el involucramiento de la sociedad, para lograr sus metas de conservación.

A pesar de los impactos negativos de la deforestación y la fragmentación de los remanentes de bosque, el Bosque Atlántico sigue siendo un ecosistema muy rico en formas de vida a escala global, albergando casi el 7% de las especies de plantas y animales existentes, muchas de las cuales son endémicas, es decir que solo viven en el Bosque Atlántico y están en peligro de extinción.

Además de su riqueza en términos de diversidad de especies animales y vegetales, el Bosque Atlántico sostiene procesos hidrológicos que regulan la cantidad y calidad del agua disponible en la región, la cual es fundamental para los cultivos, los procesos productivos, y para consumo de millones de personas que habitan la región. Los bienes y servicios ecosistémicos que el Bosque Atlántico provee, lo convierte en una prioridad de conservación a escala global, y es preciso que la ciudadanía que habita en la región se sume a esta apuesta de conservación y desarrollo sostenible propuesta por Vida Silvestre y WWF.