Guerra y hambre, un círculo que hay que romper para cumplir con las metas para 2030 | Corresponsables.com Argentina

Guerra y hambre, un círculo que hay que romper para cumplir con las metas para 2030

16-10-2017

En el marco del Día Mundial de la Alimentación, Acción contra el Hambre ha presentado su campaña ‘Guerra y Hambre’, a través de la que expone el vínculo existente entre los conflictos y el hambre en el mundo.

Un informe de la FAO alertaba recientemente de un repunte del hambre en el mundo debido a los conflictos y el hambre en el mundo, poniendo así en peligro la consecución de algunos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. En esta línea, Oliver Longué, director general de Acción contra el Hambre, que “habíamos alcanzado una tendencia positiva sin precedentes hacia el final de la desnutrición que las guerras actuales están poniendo en peligro. El mapa de los conflictos mundiales se superpone perfectamente con el de la desnutrición. Hoy más que nunca debemos entender los complejos lazos que unen la violencia y el hambre y poner en marcha todas las medidas necesarias para romperlos si queremos alcanzar las metas que el mundo se ha marcado para 2030”. 

Guerra y hambre ponen en peligro los ODS

De no poner fin al complejo lazo entre guerra y hambre, no solo el ODS número 2 sobre hambre y desnutrición están en peligro, ya que, tal y como indica Longué, “prácticamente todos los demás ODS están supeditados a que el mundo cuente con una población sana y alimentada para poder llevarlos a cabo.

 La nutrición está en la raíz de todos ellos y es la inversión más rentable para el desarrollo económico y social mundial.  La nutrición tiene también un incalculable valor para reducir la violencia en el mundo”.

El hambre: arma de guerra y detonante del conflicto

De los 46 conflictos actuales, el 77 por ciento están directamente vinculados a conflictos y el 17 por ciento lo están indirectamente. “No solo hemos podido verlo en las cuatro grandes crisis alimentarias de 2017 (Yemen, Nigeria, Sudán del Sur y Somalia) sino en otros contextos como las guerras con origen en la subida de los precios de los alimentos o incluso algunas como la de Siria, donde entre las causas que originaron el conflicto podría estar la prolongada sequía o en lugares como el Sahel o Kenya donde están creciendo las tensiones entre las poblaciones pastorales en competición directa por los pastos cada vez más secos”, explica el director general de Acción contra el Hambre.

Manuel Sánchez-Montero, director de incidencia y relaciones institucionales de Acción contra el Hambre, reconoce que el hambre siempre ha sido un arma en las grandes guerras pero su uso en las guerras actuales es mucho más preocupante porque “los grupos armados con escasos recursos practican sistemáticamente violaciones muy baratas al derecho internacional humanitario como pueden ser la quema de tierra, la destrucción de ganado y de infraestructuras agrícolas y la obstaculización de la ayuda humanitaria”.

Guerra y hambres: datos

  • 1 de cada 4 países en el mundo está afectado por conflictos
  • 6 de cada 10 personas con hambre vive en un país en conflicto.
  • 122 de los 155 millones de niños con desnutrición crónica vive en un país en guerra.
  • El origen del 77 por ciento de los conflictos está relacionado con la inseguridad alimentaria.
  • En 2017 se ha batido el récord de desplazados desde la II Guerra Mundial: 66 millones de personas.
  • Más de la mitad de los refugiados lo son a causa de la violencia, una cifra que se ha doblado entre 2007 y 2015.

Comentarios